Boy Playing with Blocks

NUESTRO IDEARIO

El ideario del Liceo Dr. Humberto Maturana Romesín se sustenta en los principios y valores universales declarados en la convención internacional  de Derechos Humanos y que se evidencian en la fundamentación del Currículum Nacional, permitiendo de esta manera, dar vida y orientar el  quehacer educativo y la práctica docente de aula, en un contexto de especial singularidad.
El reconocimiento y respeto a los valores universales nos desafía a trabajar en comunidad por un espacio inclusivo, donde se valora positivamente la diversidad, se promueve un  diálogo respetuoso  en función de una buena comunicación, teniendo como eje central  la cooperación para la construcción de sí mismo y con otros, es decir, una educación para la convivencia en un primer momento en la escuela y luego a la sociedad.
Deseamos relevar la comunicación efectiva, qué sólo es posible en un aula dialógica, como instrumento de trabajo para el entendimiento, vinculación y confianza, entre docentes y estudiantes, donde sea posible desarrollar al máximo el potencial cognitivo y emocional de cada uno de los actores involucrados en el proceso educativo.
Un modelo de enseñanza inclusivo para  la convivencia pacífica, supone aulas   democráticas donde se reconocen los derechos de todos los estudiantes,  y éstos los ejercen asumiendo responsablemente sus deberes. Se establecen relaciones de confianza y respeto entre alumnos y docentes, permitiendo que los estudiantes reconozcan  sus habilidades y competencias para ponerlas al servicio del trabajo en equipo de manera autónoma.  “La relación personal auténtica es imposible sin la confianza” (Laín Entralgo, 1983).
La comunidad del  liceo Dr. Humberto Maturana Romesín asume responsablemente ser garante del derecho de educación de calidad de nuestros estudiantes ya que para ellos este espacio educativo se torna transcendental para sus vidas y es por ello que enseñar a convivir  y desarrollar al máximo sus potencialidades es nuestra hoja de ruta que guía  con convicción y certeza el quehacer y espíritu de nuestra comunidad educativa.